Españoles en búsqueda de empleo en México

Hace tiempo que quería escribir un artículo sobre la búsqueda de empleo en México para los españoles que con la crisis y el alto desempleo en España tienen que salir fuera a ganarse la vida y crecer profesionalmente.

mapamundi

En primer lugar, hay que diferenciar bien los diferentes tipos de españoles que vienen a México a trabajar:

1.- Españoles empresarios o emprendedores que invierten su dinero en crear negocios propios o montar franquicias.

2.- Españoles contratados en España y trasladados a México, con contrato europeo, casa, coche y seguros médicos.

3.- Españoles contratados en México desde España. Consiguen contactar con empresas mexicanas o internacionales que les ofrecen un contrato de trabajo. Arreglan su visa y su permiso de trabajo desde España y una vez llegan a México terminan los trámites y empiezan a trabajar legalmente.

4.- Españoles que llegan a México de turistas o que están como residentes temporales dependientes de una persona (familiar) que trabaja en México sea de la nacionalidad que sea, encuentran trabajo y se quedan. El trámite para el permiso de trabajo es el siguiente: las empresas tienen que estar registradas como contratadoras de extranjeros legalmente (eso lo hacen ellas) y luego te redactan la oferta de empleo y la tienes que entregar en el INM. Si esa oferta de empleo la aceptan, entonces tienes que ir a un consulado de México fuera del país (en USA por ejemplo) y tramitar el permiso de trabajo. Luego entras a México y ya con el permiso tramitas la residencia temporal. En mi caso tardó todo varios meses porque la empresa no estaba registrada todavía para la contratación de extranjeros. Y en mi caso, al ya tener la residencia temporal en México no me hizo falta salir del país. Los turistas son los que tienen que salir sí o sí para tramitar el permiso.

¿Cómo están los salarios en México?

El salario mínimo en México para 2015 es de $70.10 pesos mexicanos al día en la Zona A y $66.45 en la Zona B. En este enlace pueden ver la distribución geográfica para los salarios mínimos. Es decir, $2,103 o $1,993.5 pesos mexicanos al mes dependiendo de la zona. En euros, 123 € o 117 € al mes aproximadamente dependiendo del cambio vigente. En España el salario mínimo mensual está en 756,70 €, por lo que hay más de 600 euros de diferencia.

¿Cómo está la vida en México?

La vida en México comparada con España y teniendo en cuenta el salario mínimo no es tan barata como se puede pensar en un principio.

Sí que hay muchas cosas más económicas, como por ejemplo salir a cenar a un buen restaurante, que en México te puede salir por la mitad de lo que te costaría en España. Puedes encontrar alquiler de pisos o casas de $3,000 (174 €) a $6,000 (348 €) pesos al mes bastante bien acondicionados. Aunque también es verdad que si quieres buscar viviendas más modernas, seguras y en zonas bien comunicadas te va a costar más, a precios iguales o incluso superiores a los que hay en algunas ciudades de España. Solo tienes que mirar en los portales de venta y renta de viviendas los precios para ver como está la cosa y sacar tus propias conclusiones.

El transporte público es más barato, ya que por unos $7 pesos (0,40 €) viajas en autobús (los famosos camiones) o en el metro. Por $35-$40 pesos a un máximo de $120 pesos (de 2 a 7 €) vas en taxi. En España es mucho más caro.

La comida en el supermercado suponiendo que compres los mismos productos que comprarías en España (y no hablo de jamón, queso o caprichos), sale igual o más caro. Es fácil que puedas gastarte para dos personas entre unos $3,000 a $4,000 pesos al mes (180 – 230 €) en el carro de la compra. Obviamente te puedes gastar mucho menos según tu hábito alimentario.

En cuanto a los precios de los coches, te van a costar más o menos igual que en España, tanto nuevos como de segunda mano. Por ejemplo, un Opel Corsa de los del 98-2000 (Chevy Pop en México) te puede costar de segunda mano unos $20,000 pesos (1.100 €) fácilmente. Aunque sí es cierto que hay marcas que te cuestan mucho más baratas aquí. Un VW Jetta te puede costar unos 13.000 euros al cambio aquí y en España 20.000 euros. Un gran ahorro sin duda. La gasolina es más barata, eso sí, pero tampoco es que sea un regalo. Artículos como TV, ordenadores, muebles, electrodomésticos, etc. te van a salir igual o más caros que en cualquier país de primer mundo. Pueden haber artículos específicos que encuentres mucho más económicos, pero en líneas generales, parecidos a los de España.

La luz, el agua y el gas sale más económico que en España, de media entre $500 – $700 pesos al mes (entre 30 y 40 €) si tienes los 3 servicios en casa, en total. El servicio de Internet te cuesta igual en los dos países, prácticamente tarifas muy similares.

Actualización: Para los que tienen hijos, la educación sale bastante cara. Supongo que dependerá del centro donde los lleven, pero si es una buena escuela, prepara tus ahorros. En este artículo de 2013 te puedes hacer una idea de lo que cuestan las mejores escuelas. Y si hablamos de lo que vale la Universidad privada, lee en este enlace lo que cuesta y comenta qué te parece. Lógicamente, para un español que está acostumbrado a la educación pública no se imagina o prevee a priori este tipo de gastos, no se lo plantea. Y está bien tenerlo en cuenta.

¿Cómo está el empleo en México?

En México prácticamente no hay desempleo, la tasa es de un 4.2% según leí hace poco. Casi todo el mundo trabaja, pero aceptando condiciones económicas y laborales que en España se consideran muy precarias.

En cuanto a las vacaciones, el mínimo legal es tener 6 días al año. Luego vas aumentando los días según vas cumpliendo años en una empresa, sumando dos más cada año, pero si te marchas a otra, vuelves a tener los 6 días de nuevo. Es cierto que hay empresas que dan más días de vacaciones a sus empleados como mejora de la ley, pero no es lo habitual.

La diferencia salarial entre puestos operativos, intermedios y gerenciales es la clave para saber si merece la pena venir a México a trabajar. A continuación voy a describir las diferencias que hay entre estos puestos. Tomaré de referencia los salarios en promedio, que se pueden observar en los portales de empleo de las ofertas que publican las empresas. En computrabajo puedes echar un vistazo y analizar con detalle las ofertas.

1.- Los puestos operativos de las empresas, entendiéndose como los puestos más bajos, es decir, los auxiliares administrativos, camareros, recepcionistas, guardias de seguridad, transportistas, etc. son los que se llevan los salarios más bajos y solo con prestaciones de ley, es decir, el seguro social, infonavit (para pedir un crédito a la vivienda) y poco más. Si tienes una enfermedad grave necesitas un seguro médico contratado que cubra los llamados gastos mayores.

Pero no solo estos perfiles bajos de las empresas tienen salarios que van desde el salario mínimo permitido, es decir, de unos $3,000 (175 €) a unos $10,000 (585 €) al mes en el mejor de los casos, ya que también en los puestos de algunos especialistas, contadores, diseñadores, técnicos informáticos, profesores de colegios o institutos, técnicos de mantenimiento, de producción, etc. tienen también salarios bajos que rondan normalmente entre los $5,000 (292 €) a esos $10,000 (585 €) al mes. Entre esas dos cantidades andan la mayoría de ofertas para estas posiciones y por lo tanto, es el salario en el que andará la gran parte de la población, me atrevería a decir.

Como máximo y en el mejor de los casos para estos puestos de trabajo operativos se puede llegar a unos $12,000 (702 €). Pero no es habitual encontrar una oferta de este tipo, y si existe en el mercado, el perfil buscado suele ser muy exigente.

2.- Por otro lado, para mandos más intermedios o puestos más complejos y de más responsabilidad, como puestos de coordinación o supervisión, jefes de área y en el ámbito educativo se podría incluir también a los maestros de Universidad, pueden ir desde los $15,ooo (877 €) a los $30,000 (1.755 €) en el mejor de los casos. Estos últimos salarios suelen darse en empresas internacionales, multinacionales y monstruos empresariales o centros privados de prestigio.

3.- En cuanto a los gerentes, puestos de mayor responsabilidad sin llegar a direcciones generales de las empresas, puedes encontrar salarios desde los $25,000 (unos 1.400 €) en el peor de los casos hasta los $45,000 (unos 2.600 €) o más, en general.

4.- Por último, las direcciones generales de las empresas. Aquí, los altos directivos pueden llegar a ganar salarios de $100,000 (unos 5.800 €) o mucho más al mes, y con muchas prestaciones superiores a las de ley, coche de empresa, seguros médicos que cubren gastos mayores, planes de pensiones, más días de vacaciones, etc.

En resumen

En México hay una diferencia grande entre los “curritos” de las empresas y sus jefes. Los salarios de los puestos más altos de las empresas son de primer mundo, pero los salarios de los perfiles bajos son demasiado bajos y empobrecen a la población. No lo digo yo, diversas organizaciones mundiales, algunos estudios sobre el salario y Universidades tanto de México como internacionales hablan del problema del bajo salario en México. Lo que produce esta brecha salarial es una gran diferencia social entre ricos y pobres, quedando muy pequeña la proporción de ciudadanos de clase media.

Desde mi experiencia como emigrante español en México recomiendo a mis compatriotas que antes de pensar en venir a México a trabajar piensen y analicen bien a qué puestos de trabajo pueden aspirar, para hacerse una idea del nivel de vida que pueden llevar aquí y ver si merece la pena o no cruzar el charco.

Lo ideal es venir ya con contrato desde España o con una oferta desde México pactada y asegurada. Venir a la aventura a buscar trabajo no es una empresa imposible, sobretodo si tienes buen nivel de estudios, idiomas y experiencia laboral, pero no es un camino de rosas, sobre todo desde que cambió la legislación de inmigración y es más complicado obtener el permiso de trabajo y estar legalmente en el país trabajando.

Sea como sea, mucho éxito y mucho ánimo a los españoles que decidan dar el paso y buscar suerte en este hermoso país, lleno de auténticas maravillas que merecen la pena ver y vivir.

Viaje a La Habana, Cuba

En los días libres de Semana Santa decidimos ir a visitar Cuba. De jueves a domingo. Poco tiempo, pero suficiente para vivir una experiencia inolvidable. La Habana es, para alguien que ha vivido en un sistema capitalista toda su vida, un viaje a otra época, a otra manera de vivir el día a día.

niñosjugando

Esta foto que tomé paseando por las calles de La Habana define la manera de vivir de los cubanos. Niños jugando al fútbol en plena calle, después de salir de la escuela. No hay tablets, no hay videoconsolas, no hay internet para ellos. En otras calles por las que pasamos, se les podía ver felices jugando a las canicas, a la peonza o al escondite. Es decir, a lo que yo jugaba de pequeño en las calles de mi ciudad natal en Valencia (España). Una persiana de un negocio cerrado en domingo servía de portería para lanzar penaltis o jugar mini partidos de fútbol en la calle.

Incluso a las 11 o 12 de la noche, todavía les podías ver jugando por las calles de La Habana vieja, con total seguridad y libertad. Algo impensable en las grandes (y pequeñas) ciudades de México, de España o de cualquier país del mundo, donde corren peligro de ser raptados o cosas peores. De todas formas, ya se encargan las tablets, las videoconsolas, los programas de televisión o internet de entretenerlos, aislándolos de cualquier interacción social real (no virtual) con los demás niños.

La experiencia de ir por la calle y no ver ni un solo negocio multinacional impacta para quien está acostumbrado a ello. No hay grandes supermercados, no hay grandes cadenas tipo McDonald’s, etc. Todo, muy básico y muy local. Solo en la zona más turística de La Habana te encuentras cafeterías o restaurantes adaptados a los turistas.

cervezas

Las dos cervezas cubanas que probé. Cristal y Bucanero. Las dos muy ricas.

En cuanto al precio de las cosas, a mí se me hizo caro. Por ejemplo, moverse en taxi por la ciudad. Hasta que descubres el bicitaxi, mucho más económico. Comer, depende del lugar al que vayas. Si vas a restaurantes turísticos (como en cualquier lugar del mundo) te sale caro. Un plato de ternera con patatas te puede salir a 8 – 10 CUCs (equivalente a 8-10 dólares) más luego bebida, postre y demás, te puedes dejar unos 20-25 CUCs por persona o más. Pero si vas a locales menos frecuentados por turistas, te puede salir muy barato, y es lo que nosotros hicimos.

IMG_20150403_110629

Los contrastes entre coches modernos y auténticas reliquias muy bien cuidadas dan un colorido muy peculiar a Cuba. Así como los edificios, normalmente muy desgastados y antiguos, junto a alguno nuevo ultra moderno.

IMG_20150403_185240

La Bodeguita del Medio, como la define su sitio web, es el restaurante cubano más famoso del mundo creador del auténtico mojito. Fue fundado en 1942, en La Habana, Cuba. por Ángel Martínez. El mojito, 6 CUC. Siempre está lleno de turistas y hay que esperar para poder consumir. Si vas a La Habana, al menos la tienes que visitar.

playa1

Por último, el paraíso. La Playa de Santa María. Desde La Habana salen autobuses con aire acondicionado cada hora por 6 CUC que te llevan y te regresan. No nos hizo falta ir a la famosa Varadero, que quedaba muy lejos en transporte y seguro estaría llena de turistas y mucho agobio. Disfrutamos de una gran playa, tranquila y sin estar masificada de gente. La recomiendo al 100%.

Además, comimos en un restaurante cercano bastante bien y barato. Con platos tan divertidos como éste:

IMG_20150404_144740

Fueron 4 días sin conexión a internet, de relajación y aprendizaje sobre un sistema de vida diferente y peculiar. En todo momento nos sentimos seguros y para nada acosados por los cubanos, como he leído y escuchado a gente decir. Aunque sí es cierto que a los típicos “guiris” como decimos en España, casi siempre tenían a los guías y comerciales encima ofreciendo sus servicios. Pero bueno, en cualquier país hoy en día te encuentras a gente que se dedica a ello. Unos más pesados que otros, eso sí.

Como anécdota, cuando se acercaban estos guías o comerciales para vendernos algo nos preguntaban: ¿venezolanos?, ¿colombianos? y solo uno nos dijo que si éramos españoles. Fue curioso.

¿Has estado en Cuba? Cuenta tu experiencia en los comentarios.

¿Qué es un headhunter o cazador de talentos en el mundo laboral?

En el manual “Selección por competencias” de Martha Alles, encontramos una definición del método Head Hunting:

Head hunting: método de selección de personas para un puesto determinado, basado en la realización de una investigación de mercado enfocada en los mejores profesionales que ocupan puestos similares en otras empresas, usualmente del mismo estilo de organización que la demandante y, a continuación, el posterior llamado a los candidatos así detectados para ofrecerles participar en un proceso de selección. No se convoca a personas que buscan trabajo sino que se le ofrece una posición a una persona que tiene trabajo y que, en principio, no desea cambiar.

La gente de habla hispana que desconoce este término, al escuchar la palabra “headhunter” le viene a la mente la traducción al español “cazador de cabezas” o alguna película de asesinos con este título. Con la moda de utilizar términos en inglés (coaching, mentoring, empowerment, etc.) para parecer modernos, muchas veces confundimos a la gente.

En mi caso me gusta llamar a estos profesionales: “cazadores de talento“.

Sin título

Los cazadores de talento o headhunters suelen ser profesionales que se dedican al reclutamiento y selección de personal en las empresas o consultoras de Recursos Humanos. El head hunting no es más que una tarea del puesto, en la que se trata de realizar una búsqueda exhaustiva a través de plataformas de empleo, redes sociales e incluso directamente en las empresas, de personas que cumplan con un perfil específico para una vacante.

Muchas veces, con publicar una vacante en las fuentes de reclutamiento no es suficiente para encontrar a los mejores candidatos para un puesto de trabajo. O a lo mejor la vacante es urgente y se pierde mucho tiempo en la recepción de currículos. Es entonces cuando hay que recurrir a esta buena técnica de reclutamiento, al head hunting o búsqueda de talento.

Básicamente, el especialista filtra candidatos en las bases de datos de las páginas de empleo con los requisitos de la vacante y cuando ya tiene opciones viables que cumplen con el perfil, se pone en contacto con ellos para explicarles y ofrecerles la vacante. Son personas que suelen tener trabajo o que no lo tienen pero no se han postulado al proceso selectivo, porque no han visto la vacante o por el motivo que sea.

Un ejemplo de llamada head hunting podría ser algo parecido a ésto:

  • Buenos días, ¿tengo el gusto con el Sr./Sra. X?
  • Sí, soy yo. ¿Quién habla?
  • Mi nombre es Sergio Fernández, especialista en reclutamiento y selección de “nombre de la empresa”, y el motivo de mi llamada se debe a que buscando perfiles en la plataforma “X” con experiencia en “el perfil de la vacante”, encontramos el suyo. Actualmente tenemos una oferta de trabajo que quizá pueda interesarle. ¿Se encuentra abierto/a a escuchar ofertas?
  • Sí, adelante, ¿de qué se trata?
  • Se trata de una empresa de … (aquí hay que vender la oferta de trabajo lo mejor posible, con todo tipo de detalles, resolviendo las dudas que pueda tener el potencial candidato para el puesto).

Las competencias nucleares que se requieren para realizar un buen head hunting según mi criterio son:

  1. Capacidad de búsqueda e investigación.
  2. Habilidades comunicativas y de persuasión  para vender (en este caso un puesto de trabajo).

Tras esta explicación, si te llama un headhunter, seguramente eres una persona con talento y con potencial para un buen puesto de trabajo. Como es lógico, para que te contacte un headhunter debes de estar registrado en alguna página de empleo (OCC, computrabajo, infojobs, bumeran, etc.) o en alguna red social específica de empleo, como puede ser LinkedIn.

Por lo que si consideras que tienes un gran talento (todas las personas tienen talento, otra cosa es que lo desarrollen o lo aprovechen) y no tienes trabajo o el que tienes consideras que está por debajo de lo que te mereces, deberías de ir pensando en inscribir tu currículo en una de estas páginas y aumentar las posibilidades de que te encuentren las empresas y te ofrezcan una buena oportunidad de trabajo.

En páginas como occ puedes registrarte e incluir tu currículo para que las empresas que tienen contratado el servicio de esta página puedan destapar perfiles y te puedan encontrar.

En LinkedIn, de igual forma, es un escaparate de profesionales donde tienes la oportunidad de hacerte ver. Gestionando bien la privacidad, obviamente. No cometas el error de poner datos muy personales en este tipo de plataformas de empleo o redes sociales.

¿Te ha contactado alguna vez un headhunter?

Escribe tu comentario debajo de este artículo y comparte tu experiencia y opinión al respecto.

Page 1 of 13

sergioweb.es - Blog personal de Sergio Fernández

Social Media Integration Powered by Acurax Wordpress Theme Designers